Conectate a través de nuestras Redes Sociales

 

Estas escuchando FM. Genesis 94.3 Mhz. 

Alertan sobre la obesidad infantil en el norte provincial

Alertan sobre la obesidad infantil en el norte provincial
27 Ene
2020

La problemática se percibe tanto en los centros urbanos como en pueblos o comunidades pequeñas

La obesidad constituye la mayor epidemia a nivel mundial de este siglo, según la Organización Mundial de la Salud. Se extiende a todos los rangos etarios, desde la infancia a la ancianidad, tanto en los países de Occidente como de Oriente y con diferentes niveles de desarrollo económico.

De acuerdo a relevamientos sanitarios realizados con parámetros de la OMS para determinar los trastornos nutricionales en los departamentos Vera, General Obligado y San Javier de la provincia de Santa Fe, uno de cada diez niños sufren obesidad.

Agustín Carnicer, es médico pediatra (M. P. 2.585) y es el único instructor de pediatras en la prevención de sobrepeso y obesidad del norte del país. Además es integrante de la “Dirección Provincial por la Salud en la Niñez, Adolescencia, Sexual y Reproductiva”, de la provincia de Santa Fe. Llevó adelante los estudios que determinó que el trastorno nutricional predominante en niños desde el año de vida hasta la adolescencia, es la obesidad en un 9,33 por ciento de esa población, por sobre la desnutrición con un 0,82 por ciento.

"La obesidad es causante de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), como lo son la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, diferentes tipos de cánceres, accidentes cerebro vasculares, infartos cardíacos, enfermedades respiratorias y renales. La obesidad infantil, puede ser la consecuencia de desnutrición aguda, que se conoce como "obesidad de la pobreza" o por exceso de calorías recibidas, que se llama "obesidad de la abundancia". En el primer caso la falta de alimentos produce disminución del peso que es el momento en el cual el niño presenta el mayor riesgo de enfermar o morir. Al continuar evolucionando la desnutrición aguda, el niño comenzará a no crecer longitudinalmente, es decir, su talla no aumentará, produciéndose desnutrición crónica, difícil de revertir si no se actúa tempranamente. Si se logra adaptar, podrá recuperar su peso, pero no su talla, por lo cual, pasará de ser un niño desnutrido a ser un niño con sobrepeso u obesidad", explica Carnicer.

En 2017, la provincia adhirió al Plan de Alimentación Saludable en la Infancia que tiene como fin prevenir el sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes. El trabajo es articulado además con actores intergubernamentales como Organización Panamericana de la Salud, Unicef y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Ese año, Carnicer empezó a atender a personas en la infancia en localidades como Los Tábanos, Los Amores, Intiyaco y otros pueblos de la Cuña Boscosa. Junto con datos recabados del Sistema Informático de los Centros de Atención Primaria logró evaluar a 16.128 niños y adolescentes.

"Los desnutridos fueron 133 chicos, que seguí durante tres años y 120 se recuperaron. Simplemente porque se desparasitaron, les dieron hierro, y por cambios en conductas simples en la alimentación como ponerle leche al mate cocido y mejoraron. Nueve siguen desnutridos y cuatro fallecieron", relató el pediatra.

"De todas maneras, el porcentaje de muertos por desnutrición es muy bajo comparado con otras regiones. A contrapelo de lo que la sociedad puede imaginarse, el problema es la obesidad. El objetivo de las Naciones Unidas es que en el 2025 disminuya un 25 por ciento las consecuencias de mortalidad por obesidad. Se ha demostrado que un chico que es obeso a los cinco años tiene un 30 por ciento de probabilidades de ser obeso en la vida adulta. Y en los adolescentes ese número crece a un 70 por ciento. Si arrastran 30 años de obesidad a los 30 o 40 años van a tener patologías que hoy aparecen en personas de 80 años. Hipertensión, tumores, enfermedades cardíacas, cáncer de mamas, colon, páncreas, entre otras, en plena edad productiva", explicó con preocupación Carnicer.

Y sentenció: "Las causas son la falta de una alimentación saludable y de una vida activa. Lo que más cuesta es cambiar hábitos. Es la primera vez en la historia de la humanidad en la cual los hijos van a tener menos expectativas y calidad de vida que sus padres si no se revierte esta situación de obesidad, es la mayor epidemia del siglo XXI".

Argentina contra el hambre

Carnicer forma parte de la mesa interseccional en la que participan los Ministerios de Salud, Educación y de la Producción para prevenir la obesidad y el sobrepeso infantil, a través de la aplicación del Plan ASI. "Ahora, con el Plan Argentina Contra el Hambre y del Consejo Federal Argentina no se está hablando de la complementación de los dos planes y eso nos preocupa. Los trastornos nutricionales pueden deberse a exceso o a carencia de nutrientes. La incorporación progresiva de verduras, frutas, legumbres, cereales y carnes en la alimentación del niño favorece a un crecimiento adecuado y se debe evitar con la Tarjeta Alimentaria el consumo de bebidas azucaradas (gaseosas, jugos industrializados) y de productos ultraprocesados, que poseen excesiva cantidad de sal, sodio, o grasas saturadas como son los llamados “snack” (chizitos, papas fritas, palitos salados, etc.)", comentó.

"Argentina es uno de los países con mayor consumo de gaseosas “per cápita” del mundo. Si una familia consume una gaseosa de litro diaria, no solo está perjudicando su salud con una bebida que lo enferma, sino que también está enfermando su bolsillo, al gastar 36.500 pesos al año. Esto nos está indicando que la mala alimentación puede modificarse culturalmente con cambios de conductas o hábitos", informó el pediatra.

Y concluyó: "Hay que cambiar hábitos, si se hace desde muy chicos sirve para toda la vida. Por eso me parece importante impulsar huertas junto al Inta como estamos haciendo y talleres sobre nutrición. Hay dos cosas que son claves. Una es la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, esto es independiente al nivel socioeconómico de la población, y la otra es alimentación saludable en la infancia que es un tema cultural".